La importancia del origen Productos Registro Contacto

Cacaos Criollos de Pichucalco

Pichucalco, Chiapas

   
Familia Sterculiaceae
Género Theobroma
Especie Theobroma cacao

Theobroma cacao L. es el nombre científico que recibe el árbol del
cacao. Theobroma en griego significa ‘bebida de los dioses’; cacao
viene del náhuatl ‘cacahualt’. Es una planta nativa de América,
reconociéndose la región del centro-sur del continente como su
centro de diversidad.

Este árbol mide de 5 a 8 m de altura y crece en climas
cálido-húmedos. El fruto aparece en el tronco o en las ramas
principales y con sus semillas se hace el chocolate.

El cacao de este producto se obtiene de la región de la
Chontalpa tabasqueña en los municipios de Comalcalco,
Cunduacán, Cárdenas y Huimanguillo.

Una tradición de varias generaciones de cacaoteros y fabricantes de chocolate rústico se ha acrisolado en la familia de Don Tito Jiménez. Hoy, sus hijas toman este legado y, junto con varios centros de producción dispersos en los municipios de Pichucalco e Ixtacomitán, en Chiapas, rescatan el cultivo de antiguas variedades Mayas, como el Uranga y el Blanco Marfil, integrados en una sociedad de producción rural llamada Arroyo
El Afiladero.

De un tiempo a la fecha han venido trabajando en la certificación orgánica de su producción de cacaos criollos, ya que sus prácticas de cultivo han sido tradicionalmente
ecológicas y cuidadosas de los ecosistemas alrededor de sus cacaotales. Es así como han logrado consolidar un sistema de producción integral en el que, además de proteger y conservar árboles de maderas preciosas, han incluido el cultivo de frutas y especias.
Cultivo y cosecha se realizan conforme a un antiguo método que sigue el ritmo de las fases lunares. El fermentado en recipientes de cedro rojo, el secado al sol y la molienda en molinos de piedra son factores que han permitido mantener vivo el sabor antiguo y tradicional de sus cacaos criollos.

Actualmente, los integrantes del grupo planean consolidar la producción orgánica y hacer crecer las zonas de cultivo de cacaos criollos dentro de la mística, métodos y técnicas largamente conservados por sus ancestros, a fin de ofrecer a los consumidores nacionales y extranjeros una calidad excelente en cacaos criollos de la zona, y abastecer así la creciente demanda por estos criollos de gran linaje y tradición.

Arroyo El Afiladero
Tito Adán Jiménez Rodríguez
Zaragoza 37
Centro
29520 Pichucalco, Chiapas
t. (932) 323 01 66
f. (932) 323 01 66
arroyito_afiladero@yahoo.com.mx


© Derechos Reservados México Campo Adentro. Prohibida la reproducción parcial o total de textos e imágenes